Quintela ratificó que no asistirá al Pacto de Mayo

El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, admitió que existe desconcierto en las filas del peronismo tras la irrupción del liderazgo de Javier Milei y su llegada a le presidencia y habló sobre la dificultad que encuentra su partido para pararse frente al avance del oficialismo. “No existe un liderazgo fuerte en el peronismo” dijo Quintella y pidió “armar una conducción horizontal, donde podamos opinar todos y sacar un documento firme”.




“No existe un liderazgo fuerte en el peronismo. Tenemos que armar una conducción horizontal donde podamos opinar todos y sacar un documento firme. No estamos boludeando, estamos desorganizados. El golpe fue fuerte, indicó el mandatario provincial en declaraciones al programa radial “A Confesión de Parte”, que conduce Romina Manguel por FM Milenium.


Por otra parte, Quintela reiteró que no será parte del Pacto de Mayo. En esa línea, manifestó: “No voy air. Antes de un pacto existe una conversación previa y esto es una imposición. Varios gobernadores no nos vamos a someter a eso”.

El mandatario provincial realizó también una descripción sobre la gestión libertaria. “Nosotros siempre propiciamos el diálogo, pero del otro lado no hay un diálogo, hay una imposición”, sentenció, y añadió que “con el único que hemos hablado fue con -el ministro del Interior- Guillermo Francos, pero no tiene la capacidad resolutiva de los problemas”. Esta queja es repetida con discreción por legisladores de distintas fuerzas en el Congreso.

Quintela sostuvo además que la administración de Javier Milei no activó “una sola medida que beneficie a los argentinos, desde el DNU -que desregula la economía- hasta la Ley Bases”, y dejó en claro que la primera norma “es absolutamente inconstitucional”.

“En cinco meses no hubo una sola medida que beneficie a los argentinos. Plantea un déficit fiscal ficticio”, planteó el gobernador, pese a que después detalló: “Nosotros estamos de acuerdo con el déficit cero, con el equilibrio fiscal, con las inversiones y que la salida sea a partir del esfuerzo y el compromiso, pero no con el sacrificio. Se va a producir un genocidio social y una reacción de la sociedad más temprano que tarde que va a ser difícil”.

Quintela también advirtió sobre la interpretación que hace la administración nacional sobre la realidad, como el paro reciente de la GCT. “Creo que fue contundente, pero ellos no reconocen esta situación difícil”. En esa línea, confió que “en La Rioja se perdieron 10.000 puestos de trabajo en estos cinco meses” y que “8.500 fueron del área de construcción de la UOCRA”.

“No le voy a dar la bala de plata a Milei para que le pegue un tiro al pueblo argentino. No puedo colaborar y no quiero ser parte de eso”, sentenció Quintela, quien enfatizó que “ni Milei, ni -el ministro de Economía, Luis- Caputo, ni -el vocero presidencial, Manuel- Adorni producen nada”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente