Advierten importante disminución de la corriente de agua en una toma en Ángel Vicente Peñaloza

Autoridades del gobierno provincial realizaron una visita técnica en la localidad de Alcázar para constatar la bajante de agua que se produjo en la quebrada, producto de las escasas lluvias en estos últimos años. Hace tres años esta misma zona generaba un aporte de agua importante para los vecinos.

El gobierno de La Rioja, a través del Ministerio de Agua y Energía, continúa llevando adelante distintas acciones para afrontar la emergencia hídrica que afecta a la provincia. Es por ello que, autoridades de la Secretaría de Agua, realizaron una visita de trabajo en la localidad de Alcázar, en el departamento Ángel Vicente Peñaloza, para constatar la bajante de agua en la quebrada de esta zona.

En este relevamiento se puede observar un antes y un después de lo que hace tan solo tres años contaba con un importante caudal de agua y que, en estos meses, debido a las escasas precipitaciones de lluvia que afectó a la provincia, el panorama es totalmente contrario generando preocupación en la población.
  

Al respecto de este relevamiento, el director de Riego de la Secretaría de Agua, Carlos de la Fuente, explicó que “nos constituimos en esta localidad por un pedido de vecinos que decían que esa agua en Alcázar se estaba perdiendo. Nos pasaron imágenes, que tengo entendido que eran imágenes de hace dos o tres años atrás, que por supuesto tenían buen caudal. Ante este pedido, nosotros fuimos a ver y constatamos que está totalmente seco, las tomas están bien, pero no viene agua, no hay agua”,

El director de la Secretaría de Agua de la provincia, explicó que también mantuvo un diálogo con los pobladores quienes le explicaron que la problemática de la sequía se acentúa desde hace un tiempo ya que, manifiestan que “en el momento que llueve para la zona de la sierra algo de agua viene y el acueducto está, se lo puede captar, en su momento cuando hubo una creciente, incluso, se habían roto todas las tomas. Esto se reparó, y fue lo suficiente como para que capte toda el agua que viene, pero ahora no viene nada, absolutamente nada”.

El ingeniero, explicó que “el agua es de vertiente y ahora en este momento no viene absolutamente nada y cuando hay caudal se utiliza mayormente para agua potable y algo se destina para riego, pero es muy poquito porque es muy, pero muy poca el agua que hay allí. Solo llegaba para algunas parcelas.

Por último, de La Fuente dijo que este caudal “iba también para Punta de Los Llanos pero la bajante que la quebrada tiene de agua por la emergencia hídrica, ya no genera ese aporte extra, por lo que actualmente solo cuenta con alguna perforación pero nada más para el abastecimiento de agua”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente