El Gobierno oficializó por decreto la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

Trabada la posibilidad de llegar a buen puerto en el Congreso, el Gobierno Nacional decidió por decreto establecer la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que impactará en los haberes a partir de abril.




Tal como habían adelantado desde Casa Rosada, la actualización estará basada en el Índice de Precios al Consumidor. Además, para el mes entrante habrá un porcentaje extra que será del 12,5%. Son dos puntos por encima de la propuesta inicial del ministro de Economía, Luis Caputo, que queda, sin embargo, por debajo del 20 por ciento que exigía la oposición.

“Los haberes se actualizarán mensualmente de acuerdo con las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor Nacional publicado por el INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS (INDEC)”, se estableció en el Decreto 274/2024 publicado este lunes en el Boletín Oficial. “En ningún caso la aplicación de dicho índice podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario”, se aclaró.

De acuerdo a la nueva fórmula, el Gobierno ejemplificó: “En julio de 2024 se abonará la variación del Índice de Precios al Consumidor correspondiente a mayo de 2024. En agosto se abonará la variación correspondiente a junio, y así sucesivamente”.

Cuánto cobrarán los jubilados

El abogado previsionalista Adrián Tróccoli analizó días atrás la nueva fórmula de movilidad jubilatoria y explicó cómo quedarían los haberes en base a lo que habían adelantado desde el Gobierno Nacional.

Aplicando los aumentos según esa lógica, se llega a las siguientes cifras:

La Pensión Universal por Adulto Mayor (PUAM) debería llegar en abril a $136.972,87, tras haber estado en $107.556,63 en marzo.

La jubilación mínima estará en abril a $171.216,09, desde los $134.445,3 en los que estuvo este mes.

Por último, la jubilación máxima (un concepto bastante judicializado, pero que tiene su existencia administrativa) llegará el mes que viene a $1.152.122,13 frente a los $904.689,54 que se abonaron en marzo.

Pero estos no son todos los factores que van a influir en el monto que cobrarán los jubilados el mes próximo. Y eso es porque el Gobierno oficializó por decreto un nuevo bono de $70.000 para el mes que viene. Como siempre, aplica sólo a las jubilaciones más bajas y no se suma linealmente al haber.

Cómo se aplica el bono de 70.000 pesos

El decreto ya publicado establece que con el aumento del 27,18% que se otorgó en marzo y el bono de hasta $70.000, las jubilaciones y pensiones de haberes mínimos estarán cobrando $204.445 brutos. El total se desglosa en $134.445 de mínima más $70.000.

Y los jubilados y pensionados con haberes superiores a $204.445 percibirían el mismo haber del mes pasado.

Como el bono fijado por decreto se aplica sobre montos nominales, el aumento por el nuevo DNU que cambia la fórmula de movilidad mueve el piso desde el que parte esa asignación extra, pero no cambia el techo.

Entonces, los jubilados que cobran la mínima percibirán los $171.216,09 de la nueva fórmula más $33.228,91 de bono para alcanzar un total de $204.445, lo mismo que cobraron en marzo.

Los jubilados que cobren entre $171.217 y $204.444 percibirán también un bono que lleve a su desembolso hasta el límite de $204.445.

Por último, los haberes más altos, que hayan cobrado más de $204.445 en marzo, terminarán cobrando con una suba del 27,35% mensual.

Para Tróccoli, esta fórmula mejora la situación pero no es una solución definitiva.

“Hoy tenemos este decreto, pero es un decreto de emergencia, porque no queremos una fórmula que cambie todos los meses. Si vamos eventualmente a tener 6% anual de inflación no vamos a necesitar ajustes mensuales. El Congreso va a tener que emprolijarla”, comentó.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente